Enviar URL:

Si no visualiza el código,haga click en él, para cambiarlo.

    x
  • • Su mensaje fue envído.
Actividades » Cine

Peronismo y comunismo en una misma obra

Algunas ideas sobre la película clásica "Las aguas bajan turbias"

por Alberto J. Muniagurria

Peronismo y comunismo en una misma obra

El cine desde sus orígenes demuestra su presencia y compromiso con la narración histórica y con los fenómenos sociales. Cristian Zimmer lo expresa con claridad cuando dice "Todas las películas son políticas, o ninguna lo es. En realidad el cine es un fenómeno político. No puede evitar tener un mensaje en ese sentido"

Así mismo es también desde sus inicios, una plataforma de propaganda

Hay que aclarar que no se debe confundir el compromiso político con el meramente panfletario. Y el compromiso político puede ser una ideología armada y dirigida con un relato cerrado, aunque también puede el compromiso expresarse con un uso equilibrado de la narración dejando espacio al pensar del espectador

Hay que reconocer también que además de trasmitir un mensaje, se desea respetar las pautas de diversión o de espectáculo exigidas por las producciones cinematográficas. Salvo en momentos sociales de resentimiento, que permiten ser retroalimentadas por este género de historias como las vividas en aquellos tiempos.

Estas ideas corren por la mente del cinéfilo cuando se observan películas como  "Las aguas bajan turbias " dirigida y actuada por Hugo del Carril en los años cincuenta, la cual en su tiempo se llevó un diploma de honor en el festival de Venecia, siendo considerada por expertos una de las más importantes películas del cine argentino.

La historia se desarrolla en las plantaciones de yerba del Alto Paraná, en un espacio donde se expone una situación de conflicto social. En una Argentina con necesidad de cambiar en las diversas formas de relaciones humanas, como ya se había desarrollado en múltiples países del mundo.

Es interesante observar la  impostación de los roles masculino en los personajes centrales de la obra. El estereotipo de los roles de buenas y malas personas forma parte de los guiones de esos días de filmación.

Por otra parte los roles femeninos están planteados como productos de consumo, a disposición de la demanda. Las mujeres con una actitud recatada y de inocencia virginal, defendidas en su pureza  por una figura patriarcal. La única posibilidad de su salvación es cuando legalizan su vínculo con una pareja masculina que las defiende.

Es un cine comprometido, con temática de injusticia social que pretende movilizar a través de sus imágenes.

"Las aguas bajan turbias" es un género cinematográfico, político/social, que observa, con excesos, la realidad imperante, explorando espacios reales, dando fuerza a plantear que al mostrarse en un escenario y contexto, se vuelve más entendible y genera un impacto en el público.

Cómo es clásico en este género cinematográfico, sobre todo en aquellos días, se ofrece un final esperanzador para los conflictos de esclavitud/dominación/acoso del ser humano por su par humano.

En general estas historias se desarrollan en geografías lejanas, despobladas, sin ningún control por los estados y la justicia que puede equilibrar las relaciones de los seres.

Filmada en blanco y negro donde predominan las escenas oscuras que permiten esquivar a la censura de aquellas imágenes que muestren violencia o sexo.

La lúgubre composición musical acompaña a una presencia omnipresente de las sucias aguas del río. Sucias no por ser oscuras si no por transportar cadáveres que han sido descartados en las plantaciones.

Hugo del Carril compone un personaje con una presencia física como nunca pudo repetir, tanto en la dirección general como en su rol protagónico.. Sus habilidades vocales, muy similares a las de Gardel, quedan para la historia como registros imborrables.

El mensaje transmitido cinematográficamente es valioso. Es un cine bien trabajado, con encuadres modernos para la época, y con ciertos toques de entusiasmo panfletario que encuentra su razón en mostrar realidades que merecían ser atendidas.

Con una novela de un autor comunista ("El río oscuro" de Alfredo Varela) y un director de cine peronista surge esta película que muestra un escenario. Un escenario con  una realidad existente en múltiples países. El mecanismo de solución en esta historia surge con una mezcla de dos movimientos sociales que se odian entre sí..

A la luz de hoy hay otras soluciones alternativas con mejores posibilidades de éxito político y social.



¿Quiere colaborar con la Fundación?

0341 449 8353
MÁS INFORMACIÓN